Modalidades de ataques cibernéticos en tiempos de pandemia

Los retos que asumimos en ciberseguridad aun no terminan es cierto que nuestro lugar de trabajo habitual ha cambiado y el teletrabajo ha sido una de las soluciones temporales por las que han optado varias empresas pero los ataques de ciber seguridad no han parado incluso se han intensificado más y los ciberdelincuentes han sacado provecho de la confianza y comodidad de su hogar, habitualmente nuestras empresas invierten dinero en la seguridad y protección de sus datos por tal razón es importante preguntar ¿la seguridad de nuestra casa es buena?, o ¿qué tipo de cifrado le ponemos a nuestra contraseña de WIFI?, ¿cuento con una buena contraseña?

El sector financiero hoy por hoy es uno de los focos más relevantes para los ciber delincuentes sin embargo la gran infraestructura tecnológica de los bancos hace limitadas las posibilidades de lucrarse, por tal motivo el foco se ha centrado en los usuarios bancarios o usuarios finales, en el 2019 se hurtaron más de 1,3 millones de datos bancarios y se vendieron en el mercado negro se estima que hoy puede ascender la cifra.

Otro de los ataques que se han presentado últimamente ha sido captaciones de contraseñas de varias plataformas pagas como Netflix, Spotify, Instagram entre otras plataformas de música y streaming , estos ataques usualmente se realizan por medio de fuerza bruta o man in the midle captando toda su información transformándola en mercancía para la Deep web en donde usuarios pagan grandes sumas por adquirir dicha información.

Así mismo el sector corporativo y empresarial ha atraído a grandes perpetuadores con el fin de encontrar información sensible que pueda ser vendida o en su defecto secuestrada como se han visto en ataques de Ransomware, muchas compañías entre ellas la gran plataforma de streaming ZOOM han padecido de las habilidades de los ciber delincuentes afectando su gran activo como lo es la información, Esto no deja más que una estadística elevada y el aumento que se nos ha presentado en épocas tan austeras como la que actualmente sufrimos debido al COVID-19.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *